• vie. Jun 9th, 2023
El mexicano que tiene 124 a√Īos de edad .


 

Ir a Curso Online en YOUTUBE Contenido de Matemáticas, Física, Química  y mucho mas.

Ir a EXAMEN UNAM   Ir a EXAMEN IPN  Ir a EXAMEN UAM

 


En la Nochebuena de hace 124 a√Īos naci√≥ el que hoy podr√≠a ser el hombre m√°s longevo del mundo, el mexicano don Manuel Garc√≠a

 
 
 
 
Residente en Ciudad de Ju√°rez, don Manuel da algunos consejos para vivir muchos a√Īos: trabajo duro y llevar una vida sin vicios. EFE / L. Torres

Residente en Ciudad de Ju√°rez, don Manuel da algunos consejos para vivir muchos a√Īos: trabajo duro y llevar una vida sin vicios. EFE / L. Torres

 
 
 
 

En la Nochebuena de 1896 naci√≥ el que hoy podr√≠a ser el hombre m√°s longevo del mundo, el mexicano Manuel Garc√≠a. A sus 124 a√Īos, tal y como refleja su acta de nacimiento, reside en la fronteriza Ciudad de Ju√°rez y da algunos consejos para vivir tantos a√Īos: trabajo duro y llevar una vida sin vicios.

Esta semana, don Manuel Garc√≠a gan√≥ notoriedad cuando el Presidente de M√©xico, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, lo felicit√≥ en un video por Twitter: “√Čl tiene 124 a√Īos, un siglo y cuarto”.

 
 

Record√≥ que el hombre vivi√≥ la Revoluci√≥n mexicana, que comenz√≥ en 1910, y “todav√≠a tenemos la dicha de que est√° entre nosotros”.

 
EFE/L. Torres

“Ning√ļn presidente hace esto de saludar a los pobres”, dice este s√°bado don Manuel, desde su humilde casa en Ciudad Ju√°rez y acompa√Īado de su hija Tomasa.

Con una sonrisa y una mirada alegre, Manuel recuerda con emoción su estado natal, su querido Veracruz, en el este del país.

Seg√ļn el acta de nacimiento que tiene entre sus arrugadas manos, naci√≥ el 24 de diciembre de 1896, en el municipio de Tlapacoyan, donde vivi√≥ casi toda su vida.

“Extra√Īo mucho el campo, extra√Īo trabajar”, afirma.

A los nueve a√Īos comenz√≥ a emplearse como agricultor. Desde temprana hora alimentaba a los animales antes de que amaneciera, y se acostaba tarde siempre pendiente de los cultivos.

No fue hasta los 100 a√Īos que abandon√≥ por completo el campo y se traslad√≥ a Ciudad Ju√°rez para vivir con una de sus hijas.

Seg√ļn el acta de nacimiento, naci√≥ el 24 de diciembre de 1896, en el municipio de Tlapacoyan, donde vivi√≥ casi toda su vida. EFE / L. Torres

La memoria viva de don Manuel

Con una sonrisa en su cara, se le ve feliz cuando recuerda su vida de campesino, entre sembradíos y la crianza de gallinas, vacas y caballos, que le gustaba montar.

Presenci√≥ un M√©xico muy diferente al de ahora, que recuerda con nostalgia. Especialmente la m√ļsica de su √©poca, donde sonaba mucho la guitarra y el viol√≠n.

“Cuando era el d√≠a del santo de alguien √≠bamos a su casa y le toc√°bamos ‘Las Ma√Īanitas’. No hab√≠a luz en las calles, solamente los candiles iluminaban”, explic√≥.

Ha vivido por grandes momentos históricos tanto nacionales, como la Revolución mexicana, o mundiales, como la llegada del hombre a la Luna (1969).

EFE/L. Torres

Para don Manuel, el mejor presidente de M√©xico fue Plutarco El√≠as Calles (1924-1928). “√Čl ayudaba a la gente del campo, se hac√≠a una petici√≥n y √©l atend√≠a las necesidades”.

Aunque con el caminar lento por los a√Īos, su vista cansada y las manos de un hombre dedicado al campo durante d√©cadas, Manuel conserva la lucidez y da algunas recomendaciones para quien quiera vivir tanto como √©l: trabajar.

“A los j√≥venes, que no se pierdan en vicios, en aguardientes, que trabajen, coman bien y no quieran cuidarse ya cuando est√©n enfermos”, subray√≥.

Desde su casita y arropado por los suyos, don Manuel pasa los días ajeno a la pandemia de coronavirus que azota el planeta. EFE / L. Torres

Familia numerosa

Manuel contrajo matrimonio a los 45 a√Īos con Rosa Medino, que apenas ten√≠a 13 a√Īos. Tuvo 17 hijos, de los cuales le sobreviven hoy en d√≠a cuatro, y 40 nietos.

Ella muri√≥ hace 10 a√Īos en Veracruz y por la preocupaci√≥n de cuidar su salud, su hija Tomasa Garc√≠a llev√≥ a don Manuel a Ciudad Ju√°rez, para as√≠ estar al pendiente de sus cuidados.

Tomasa tiene 57 a√Īos y se despierta a las cuatro de la ma√Īana para dejarle comida preparada antes de ir a trabajar a una empresa maquiladora.

Con los ojos llorosos, cuenta que su padre le pide que ya no vaya al trabajo y que est√© de tiempo completo al pendiente de √©l. “Me dice que no me vaya, que cualquier d√≠a que regrese ya no lo voy a encontrar”.

Sin embargo, mientras ella cumple con su jornada laboral, los nietos de don Manuel van periódicamente a verlo y están al pendiente de su bienestar.

El cuarto de don Manuel es una rec√°mara peque√Īa, pero est√° pintada de colores alegres. Y tiene todo lo necesario para mitigar el fr√≠o de la temporada, una manta el√©ctrica y varias cobijas.

Desde su casita y arropado por los suyos, don Manuel pasa los días ajeno a la pandemia de coronavirus que azota el planeta. Aunque lleva tiempo sin apenas salir del hogar para evitar contagios.

Y aunque puede ser el hombre m√°s viejo del mundo, su familia no tiene ning√ļn inter√©s en lograr un r√©cord Guinness.

La prioridad es salvaguardar su salud y bienestar, y seguir aprendiendo de él.

error: Content is protected !!